viernes, 26 de octubre de 2007

El solitario


Como ya he dicho, historias provenientes del verano, donde el calor, el alcohol y el tiempo libre me estuimulan el cerebro. Si, el alcohol también, que pasa.

Para empezar, se me ha caído un mito. No, Natalie Portman no le da al crack, creo, ni Edward Norton va a protagonizar Scary Movie 5? 6? da lo mismo. Mi mito caído es.. el Solitario. Que tristeza gente, tanto tiempo pensando que era un profesional como dios manda, el último que quedaba en este país de charanga y pandereta donde el modelo de ladrón ahora es Julián Muñoz, y resulta que el solitario es un cutre con pinta de dedicarse a tirar cabras de campanarios en sus ratos libres, saludando antes de que le enchironen, como los (sigh) famosos.

¿Por qué los delincuentes se dedican a coleccionar pruebas que los incriminen en sus delitos? Como por ejemplo, un dos tres, responda otra vez, los cuadernos con los apuntes de sus atracos que guardaba el Solitario en su casa. Nunca lo sabremos.¿Por qué un atracador que hace su trabajo en 2 minutos y la mayoría de las veces no necesita ni disparar la pistola guardaba un arsenal como para asaltar Fort Nox a puro huevo? Me temo que ni lo se, ni quiero saberlo. Y este, señores, ha sido el enemigo público según TVE (que nunca osaría mentirnos al respecto, TVE nunca, nunca, nunca miente) durante nosecuantos años. No me extraña, la verdad, que un señor que actuaba solo y con las manos llenas de esparadrapo sea un hueso tan duro de roer, cuando después de cada atraco podía uno poner la tele y oír cosas como: "la policía a cortado la M80 y la salida de Tordesillas, los puntos mas habituales. Buscan una furgoneta Blanca con matrícula de Valladolid". Es una pena que actuase sólo, lo que se podía haber reído con un socio "Paco, cambia la furgoneta por un descapotable, que total ahora tenemos pasta. Ah, y olvídate de la M80, salimos por la carretera de Burgos, que la pasma está en todas tío".

No veáis Mentes Criminales o cosas así, que luego vienen las decepciones, avisados quedáis.


Y para que no digáis que sólo hablo de noticias, que sepáis que cuando vuelva de vacaciones voy a invitar a toda la comunidad científica a estudiar mi organismo, porque sospecho que soy capaz de solucionar la debacle energética en la que estamos inmersos. Os cuento.Antes de empezar exámenes pesaba 60 Kg. Un mes después de no haber ido a entrenar (pérdida de masa muscular, que por si alguien no lo sabe pesa mas que la grasilla de la que tanto se queja el mundo de arriba) y de olvidarme de desayunar/comer/cenar de vez en cuando, seguía pesanado 60 Kg. Dado que eso lo pesa hasta piolín un poco mojado, decidí seguir una estricta alimentación espartana de 5 comidas al día durante el mes de agosto. Además, pasé a entrenar 6 horas a la semana, mas 5 de gimnasio (masa muscular, blablabla). Después de ese mes, mi peso llegó a ... 60 Kg. Hace 3 días, agarre unas fiebres africanas que me han tenido en la cama a 39º, sudando como un pollo, con una ingesta total en dicho período de: un gazpacho, un zumito de naranja y un yogur azucarado. Peso final del sujeto a término del experimento: 60 Kg. Se admiten opiniones científicas, opiniones chorras, exorcismos... a gusto del consumidor.

Por cierto, también he tenido delirios por la fiebre, apasionante experiencia, otro día la comento que me está quedando un poco largo esto. ¿Qué raro no? Con lo breve que soy siempre...

1 comentario:

Mentalizada dijo...

jajaja!! Me hubiera encantado ser la socia del Solitario... Qué no?? Fijo que no nos hubieran pillado!!

Pobrecico en nene que no puede engordar... (Sarcasmo...)Jajajaja!!!

Me alegra que hayas vuelto!
Besos!