miércoles, 26 de diciembre de 2007

Superwomans

Hoy me he levantado a las seis y media de la mañana. Si, ya se que es una costumbre perniciosa, y mi médico me aconseja dejarla, pero no puedo, es un vicio demasiado tentador. El caso es que se me ha ocurrido mirar el termómetro del ala oeste de mi casa (como mola lo del ala oeste, siempre he querido decirlo) y marcaba -4º. Que se dice pronto. Como soy un tío duro y estoy haciendo entrenamiento para Finlandia, y como no me entero de nada ni aunque lo tenga a 2 palmos de la nariz, aun así he salido para la uni con camiseta y sudadera. Que no se diga. Las chamarras y sucedáneos son para nenas.

¿Para nenas?

Después de un duro día en Deustwitz (by Dani, nunca alguien dijo algo en tan poco) al salir de la uni he visto a una peazo de mujer con minifalda, unas medias que a no ser que sean de un material por ahora desconocido por el hombre era imposible que protegiesen contra la rasca que hacía, y un jerseicito de punto muy mono y que tapaba muy poco. Y ya me había olvidado, pero ahora que vuelve el invierno, volveré a ver a estas superwomans más a menudo, sobre todo de fiesta. Estas chicas que da igual que llueva, nieve, y que los pingüinos emigren a las Bahamas, ellas siguen saliendo monísimas de la muerte con prendas cuyo equivalente masculino no me pondría con menos de 20 grados. Y no soy una persona friolera, que conste.

¿Cómo es posible? ¿De dónde proviene la energía para mantener esos cuerpos vivos a tan bajas temperaturas? ¿Es un poder físico o mental? ¿Son extraterrestres? Esto último explicaría muchas cosas, no solo su capacidad de soportar bajísimas temperaturas, pero la verdad es que no me convence. Pero lo más importante: asumiendo que no quieren ligar, única razón por la que a un hombre se le ocurriría pasar por semejante infierno... ¿para qué van así? A mi me provocan más pena que lujuria, pero claro, después de mi post sobre tacones y bestialidades femeninas varias me he dado cuenta de que soy un poco rarito. Así que apelo a vuestra sabiduría. Se admiten teorías, opiniones, apuestas, augurios, profecías, etc etc etc...

2 comentarios:

Virgi dijo...

A ver, carliños brown :p, no pasa nada por ir con una minifalda a 2 o 3 grados sobre cero, ni siquiera bajo cero, todo es el humor con el q vayas por la calle :p (ya sabes q m refiero a nuestro gran amigo el vodka)Ya verás q d tias finlandesas ves x ahi con minigona!!!jajajaja Muxus!!!

AnArKiA dijo...

Nosotras no tenemos miedo al frío porke no korremos el peligro de akabar kargando kon una estalagita (o estalagmita, la ke kuelgue del techo) xD