sábado, 19 de enero de 2008

19/01/2008



Oficialmente, y para que no os asustéis, lo confirmo. La vida de erasmus es la leche, aunque tengas que pasarte casi todo el día haciendo proyectos para Deusto. Eso sí, estoy planteándome que cada vez que me presenten a alguien sacarle una foto con el móvil y apuntar el nombre, porque esto es un desastre, sólo soy capaz de retener las nacionalidades.

Respecto a mi rutina cotidiana sin incluir las 10 horas diarias de trabajo para Deustwitz, creo que de lejos lo que más disfruto es el tema ejercicio-sauna. Todos los días a las 20:00 hago una horita de ejercicio, y luego me meto 15 minutos en la sauna, para acabar con una ducha fría que te deja como dios. Y no, no es que la sauna sea mixta y esté llena de finlandesas en cueros, se ve que lo de la ducha fría va incluido, y la verdad es que quién lo diría, pero es un puntazo. Aparte de esto, e descubierto una facilidad para la cocina que ignoraba que tenía, aun no he decidido que foto voy a colgar hoy pero me ha salido un arroz de rechupete, y eso que mis ingredientes estaban limitados a tomate, cebolla, pimiento, y pollo en trocitos, aparte del sofrito de ajo. Lo malo es que al precio que está el aceite de oliva la buena cocina es un poco prohibitiva, pero la gente empieza a pasarse por mi piso atraída por el olor y ya tengo las primeras invitaciones rollo “yo compro los ingredientes y te ayudo y comemos juntos y tal”. Interesante.

El tema del frío, que se que a todos os preocupa, sigue sin ser demasiado problema (por lo menos hasta esta mañana, luego comento). Últimamente rondamos temperaturas de entre 0 y 5 grados, que aquí la verdad es que parecen 10, así que puede que incluso estéis pasando mas frío que yo. La parte mala es que se está derritiendo la nieve y está todo encharcado, y como de madrugada haga frío se hiela todo el suelo y hay que ir a la uni haciendo equilibrios. Los finlandeses tampoco se libran de hacer el idiota, no creáis, cualquiera pensaría que deberían estar acostumbrados pero se pegan unas leches muy serias, sobre todo los valientes que van en bicicleta. Si miras por la ventana a las 9 de la mañana, parecemos miembros del equipo paralímpico de patinaje sobre hielo borrachos, interpretando el lago de los cisnes, así que miedo me da cuando volvamos a los -15 y se hiele todo de verdad.

Y hablando de hielo, ¿sabéis todos los años cuando salen un montón de rusos con cara de haberse metido una botella de Smirnoff para desayunar y se bañan en el mar a 0 grados? Pues hoy, demostrando que los erasmus somos gente dura y con pezones capaces de cortar cristal, hemos practicado el denominado Ice-Hole Swimming, con reacciones variadas que detallo a continuación. A pesar de estar en masculino, se aplican a ambos sexos:

El llorica: en realidad pasa de hacer esta chorrada, pero se deja llevar por las masas. Antes va dando la turra diciendo que no quiere, que no quiere, le cuesta un mundo tirarse, y luego vuelva dando la turra diciendo que no quería y que tiene frío. Al tirarse al agua, chilla como un cerdo el día del matadero y sale del agua casi andando por encima, como el lagarto del National Geographic. Deplorable.

Tiempo medio de baño: 2 segundos.

El resignado: no es que le haga ilusión, pero tampoco se va a ir de Finlandia sin haber pasado por la experiencia. La resignación y el cachondeo son su tarjeta de presentación, y está obsesionado con que alguien le saque las fotos para poder mandarlas a casa y no tener que repetir la experiencia. Se lanza de golpe, y grita de forma moderada mientras nada a lo perro. Luego, cuando la sangre consigue llegar al cerebro y recuerda otros estilos menos vergonzosos, sale echando virutas. Correcto.

Tiempo medio de baño: 20 segundos.

El druida nórdico: se la suda la fama y las fotos, el lo que quiere es sentir en sus carnes la revigorizante agua finlandesa. Va con cara de alegría, y se mete despacio pero a velocidad constante, disfrutando del momento. Tras 10 segundos de agonía, se transforma en cualquiera de los dos tipos anteriores, o sube de nivel y se le vuelve el pelo blanco y los ojos azules, rollo son Goku.

Tiempo medio de baño: Variable, de 10 a 30 segundos.

Y esto es todo por hoy, pequeñuelos, otro día, más y mejor. Adioooooooooos.

PD: Foto: 10 segundos antes del impacto. A ver si me pasan una foto en pleno momento dolor, que las hay!!!

PPD: si, lo de atrás al fondo es hielo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

wenas! oyes, cualquiera q t oiga y esté pensando en irse a algun lado...finlandia..despues de ver q sobrevives..seria una buena opcion. sobre todo ahora, principios de enero..con la famosa cuesta, q madre mia como estan los preciosXD (los 5 cents en la cafeteria se notan..) y q se avecinan nuestros queridos examenes.. m alegra ver que el erasmus t está sentando de maravillaXD. Bueno, esperemos q dentor de 3 mess no leamos un comentario diciendo q t kieres volver a casa q eso es horrible..XD . bueno señor carlos,q usted siga pasandoselo de madre, que yo me vuelvo a ocultar entre los libros..see ya! Aran^^!

Sara dijo...

Arrrghhh!! Me está dando frío sólo de verte Carlitos!

De Bilbao, pues, sí :D

laura dijo...

te he escrito el comentario sobre el agua en el anterior.
laura.