viernes, 20 de junio de 2008

Las 10 pequeñas cosas que, de verdad, no entiendo.

Yo lo intento. De verdad. Intento comprender este mundo en el que he nacido, pero es que es imposible. Esta lleno de pequeños detalles que me desesperan, que no dan para un post entero, pero hacen que el universo me resulte un lugar hostil y desconcertante.

Hoy, con todos ustedes…

Las 10 pequeñas cosas que, de verdad, no entiendo.

Y un, dos, un dos tres...

10 - ¿Por qué la gente se vuelve un 200% más agresiva cuando conduce un automóvil? Si parece que en vez de montarse en un coche les han dado una porra y un tricornio. Hasta las señoritas fisnas con su trajecito y sus gafitas se sienten capaces de batirse el cobre con un tigre de bengala mientras estén en la intimidad de su coche, y ya no hablemos de un mandril agresivo de por si. Cuando esos ven una peli de James Bond y el coche dispara cohetes, para ellos no es ficción: son posibilidades.

Y luego me preguntan por qué le tengo manía al tunning.

9 - ¿Por qué a las mujeres no les gustan los videojuegos?

¿Por qué recibo una mirada de desprecio cuando comento que me encanta el Tekken? ¿Tengo algún tipo de tara genética? Está claro que la diferencia más palpable entre hombres y mujeres no es ni anatómica, ni espacial, ni siquiera está relacionada con el fuera de juego. Simplemente, que estés a una mísera media hora de cargarte al MegaMonstruoDeLaMuerte para ellas no significa nada. Y luego dicen que tienen corazón. Ja.

8 - ¿Cómo es posible que alguien pueda reventar un avión con un tubo gastado de pasta de dientes?

Da miedo pensar en el tipo de gente que controla un aeropuerto. Nada más impactante que que te pare un gorila, abra tu mochila, frunza su única ceja y te diga: con esto no puedes entrar. Claro señor “agente”. Me ha calado. ¿Cómo ha sabido que mezclando la pasta de dientes con los pistachos conseguía nitroglicerina? ¿Ingeniero químico el nene?

En serio, si puedo meter una sustancia capaz de reventar un avión en un tubo de pasta de dientes, que alguien me explique si no es posible que se haya inventado un explosivo sólido no-metálico. De hecho… oh, existen miles. Mejor me callo, que como se enteren prohíben los sólidos en los aviones.

7 - ¿Por qué la gente se empeña en contarme su vida sentimental con su nick del messenger?

Si, se que muchos lo hacéis. Y lo siento, pero lo odio. No me importa, y si me importa, no considero que tu nick del messenger sea el canal de comunicación adecuado para enterarme de esas cosas. Invítame a un café, cuéntame que la vida es maravillosa, y yo te daré una palmadita en la espalda para que te vayas a casa contento. O te diré que me la suda. Pero no quemes mis retinas cada vez que miro mis contactos, por favor.

Y lo peor es que cuanta mas volativilidad parejil, más exhibicionismo. De ahí que la mayoría no pongan nombres, sólo cosas como: “te quiero cari, eres lo mejor de mi vida, sin ti no soy nada”. Así si mañana cambian de pareja no hay ni que tocarlo.

Mi razón número uno para eliminar a alguien del messenger.

6 - ¿Por qué hay gente que cuando va de compras se empeña en entrar en todas las tiendas del hemisferio en que se encuentre?

“Es que igual encuentro algo mejor” no me vale. Siempre hay algo mejor. Y más barato. En Calcuta probablemente puedas comprarle al niño que ha hecho esos zapatos seis pares por veinte céntimos. Coge unos y vámonos. Gracias a dios, nací con el don de ser feliz con lo primero que encuentro (en ropa). Que sepáis que viviré, de media, 5 años más, que vosotros habréis gastado en buscar ropita. Se siente.

5 - ¿Por qué sigo sin saber bailar?

Ya he aprendido a andar. A comer sin mancharme. Incluso me he sacado una ingeniería, hago dos artes marciales con una cierta soltura, y acabo todos los sudokus de los periódicos. ¿Qué tiene el baile de especial? ¿Por qué no es asignatura obligatoria en los colegios? ¿De qué me sirve a mí a estas alturas de la vida saber chutar un balón, o meterlo por un aro, si estoy más perdido en una discoteca que Steven Seagal en la gala de los oscar? Reivindico un espacio de ligue donde no sea necesaria una voluntad de kamikaze y mover mi cuerpo al son de música a un volumen claramente ilegal. Y lo reivindico YA.

4 - ¿Por qué el pan de molde no encaja con el embutido?

Por dios, que alguien lo haga ya. Me da igual si hacen el salchichón cuadrado, o el pan redondo, pero mi vida no puede continuar así. Quiero, atención, dos capas de “lo que sea” entre pan y pan, donde “lo que sea” puede ser jamón york, chóped, chorizo o cerdo agridulce, me la suda. Pero dos. Con una está soso, y con tres hay la misma cantidad que de pan. Tenemos sandías sin pepitas, y yogures con Power Rangers dentro que matan a los virus con lasers, así que que nadie diga que tecnológicamente es inviable.

3 - ¿Por qué sigo siendo el raro cuando digo que uso el bidé?

Que sepáis que cuando solo hay papel tiro de papel, pero es claramente antihigiénico si lo comparas con agua. Si no me crees, tira seis cucharadas de chocolate semiderretido en una bandeja, y prueba a quitarlo con papel higiénico. Ahora imagínatelo en una superficie porosa y con pliegues.

Seamos serios, si eso funcionase lavaríamos la ropa y los platos con servilletas de papel, y no con agua y jabón. A ver si meter el culo en remojo deja de ser tabú de una vez.

2 - ¿Por qué todo el mundo me echa cinco centímetros menos de lo que mido en realidad?

Si. Mido 1,70. Para ser exactos, 1,71. Se que es poco, pero si midiera menos también te lo diría.

Estoy empezando a creer que soy un efecto óptico andante, o reflejo la luz de diferente manera. Hasta chicas de 1,60 se me ponen de frente a ver si de verdad les saco un trozo. Estoy por contratar a mi médico de cabecera a tiempo completo sólo para que me siga y de fé del asunto. O de tirar de katana y ponernos a todos a la misma altura, no lo tengo muy claro aún.

Y aquí acaba mi lista. ¿Y no falta el número uno, os preguntaréis? Pues sí. Pero hay tantos y tan fascinantes misterios por la vida, que me resultaría difícil asignarle a uno el primer puesto. Siempre podéis proponer uno vosotros.

Hasta otra!

7 comentarios:

Olatz.C.F. dijo...

Charly, yo no creo que seas raro, para mí eres único!!!Jajaja. Tus dudas existenciales me abruman xD. Besitos

RoOo

Anónimo dijo...

Meditando lo de los nicks, reconozco q es molesto, para mí mogollón, aunq supongo q nadie está libre de pecado, y fijo q alguno abré puesto algunoXD.

Lo de los videojuegos... ya deberías tener aprendido que el porcentaje de mujeres a las que nos gustan los videojuegos, es bastante pequeño todavía, creciendo..pero pequeño. aunque, he de reconocer que, en ocasiones, envidio a aquellos q no les gustan, porque probablemente estudien tranquilamente, ya que no son tentados por esa vocecilla procedente de la play que te dice: "juega! pásate otra misión..solo una!" y al final... te has pasado 5 y lo máximo q has avanzado en el estudio es haberte leido 7 veces la misma frase.

un saludo! agur!
Aran.

tamasan dijo...

Pues yo soy mujer y me gusta jugar a la consola,,, Aunque eso sí, prefiero los juegos de antaño. Tú dame la play y metele el pang que me tienes delante de la tele sin pestañear toda una tarde y parte de la noche. Eso sí, al pro no le hago ascos,,, y al teken tampoco,,, aunque donde este el street fighter,,,



En lo de las compras no te puedo dar la razon porque yo creo que tambien entro en todas partes,,, pero es lo que hay,,, eso creo que cuando eres mujer viene en el pack,,,



Y ya está que si no te voy a poner un comentario más largo que cualquiera de mis post,,,



Y,,, a parte de que te tenga envidia quieres que te coja mania??? Tanto recordarme todo lo que duran tus vacaciones??? Pero como soy buena he decidido alegrarme por ti!!!!!

Virginia dijo...

jajajaja ami me ha encantado el 2...me ha recordado algunos momentos...:p al final voy a tener q darte la razón y reconocer tu altura! xD

Ah! y ya sabes q estoy totalmente de acuerdo con los nicks sentimentales del msn...cada vez q veo uno de esos tengo un conflicto interno, no sé si descojonarme o preocuparme por el futuro de la humanidad xD

Muxus parami rarito prefe!!!jiji

La reina de la miel dijo...

Absolutamente brutal lo de la confesión del bidé...¡a mis brazos, al fin un hombre limpio en este país!

Sick dijo...

Yo soy mujer y me gustan los videojuegos. Ah, y Tekken es mi juego de lucha favorito por cierto.

Ahí estamos!

Lamu dijo...

Vayamos por partes:
Me gustan los videojuegos, sobre todo Street Fighter.
Cuando voy de compras, procuro no entar en más de dos tiendas...
Eso de los nicks es una cutrez, tienes razón, hijo.
Yo también mido 1.71 y se empeñan en que no paso del 1.68, qué se le va a hacer!!
Y lo del bidé, no te lo negaré,
Ea, ahi queda eso!