martes, 14 de octubre de 2008

La U y la D

Nota: por respeto a los responsables del invento, este artículo omitirá en todo momento la identidad de la institución a la que se refiere. La llamaremos, para no dar pistas… Deustwitz. Por decir algo nuevo y ser originales. Al tema.


En Deustwitz alguien ha llevado a cabo un sesudo estudio del alarmante descenso del número de ingenieros, y ha llegado a la conclusión de que lo que falta es una mascota con gancho. Y dicho y hecho, como si de una universidad de Bilbao se tratase (pero que podría no serlo, no os vayáis a pensar que esto es una pista), no sólo se ha creado una mascota a tiempo completo para la uni, no… ¡se han creado dos!

Podrían haber hecho una encuesta. Podrían haber pillado alguna mascota molona, como en las universidades yankis, que de otra cosa no sabrán, pero de eso van sobrados. Hasta podrían haber cogido algo representativo de la universidad. Yo, como estudiante, tenía varias ideas que por desgracia no he podido compartir. En concreto, y para la sección de ingenierías, mi lista la encabezaban:

- Un simpático monigote en posición fetal dándose cabezazos con una pared.


- Una serpiente de cascabel.

- Un puma (hay que ir para entenderlo).

- Los cuatro reyes de la baraja española.

- Una marmota durmiendo plácidamente en una silla.


Claro que esto eran sólo ideas, porque Deustwitz, en un triple salto mortal de originalidad, ha decidido crear… una U y una D de gomaespuma. ¿Por qué esas letras? Bueno, ya vale, dejad de intentar averiguar de qué uni hablo, mira que sois…

El tema es que, a partir de ahora, una U y una D gigante campan a sus anchas por el campus, dispuestas a… bueno, a campar a sus anchas por el campus. Y es que lo de las mascotas mola, pero sinceramente, ahora mismo yo no les veo mucha utilidad práctica. Por ello propongo desde este humilde blog una serie de cometidos que mejorarían mucho la universidad y sus ya de por sí completísimas instalaciones.

Aquí están las cuatro ideas más interesantes que se me han ocurrido. Se admiten sugerencias.


Puching-balls oficiales.

Además de mascotas voto por usar a la U y a la D como sacos de boxeo. Nada mejor para después de un examen especialmente estresante o una revisión completamente surrealista que liarse a patadas con un muñecote de gomaespuma sonriente, y si no, preguntad a los de psicología que seguro que ellos saben de eso. Puestos a rizar el rizo, voto por organizar simpáticos eventos especiales, por ejemplo “encuentra el bate escondido y a la mascota huida por el quinto piso”, al más puro estilo “El día del apaleamiento” de los Simpsons. Para que luego se quejen de que nadie participa en las actividades extraescolares.


Agentes de la ley.

Os puede parecer una tontería, pero este sencillo paso... triplicaría el número de agentes de seguridad dedicados a salvaguardar integridad física y posesiones de los alumnos. Además, dos letras de gomaespuma presentan no pocas ventajas como agentes del orden, entre las que se cuentan: la infinita capacidad de soportar golpes de dicho material, el buen rollito y simpatía que despiden, capaz de convencer al chorizo más pintado de que abandone sus actividades delictivas, o la vergüenza de que se diga que te han dado una paliza. A ver que delincuente levanta cabeza después de que se sepa por ahí que le pegó la mascota del campus. Ni Starsky y Hutch lo harían mejor.


Psicólogos andantes.

Por si no lo he comentado ya, estas nuevas mascotas lucen una sempiterna sonrisa que alegraría el día a un broker de Wall Street. ¿Qué mejor cometido que darles el trabajo a un par de profesores de psicología, que se dediquen a escuchar a los alumnos y darles consejo en sus problemas del día a día? Al fin y al cabo, contarle tus problemas a una letra gigante siempre sonriente da mucho menos corte que a un señor con cara seria y una libretita en la mano. Tratarían depresiones, ataques psicóticos, egos desmesurados… esta actividad, además, compagina perfectamente con la de saco de boxeo, con lo que mataríamos dos pájaros de un tiro.


Gladiadores.

Aunque nos han tirado las gradas, nada sería más divertido (y atraería más nuevos alumnos) que ver a las mascotas de la universidad batiéndose en duelo a muerte en la arena del coliseo, al más puro estilo Gladiator. Podrían representar históricas batallas, como esa revisión en la que una riada de alumnos casi lincha a un simpático e inocente profesor, o aquella otra ocasión en la que el Sansón de Sopelana casi saca de un obús a un alumno por la ventana. Si las apuestas corren en los torneos de pelota, imaginaos una épica batalla a muerte después de un duro día en el aula de ordenadores. ¿Quién da más?

¿Alguna otra idea genial que se me haya quedado en el tintero?


PD: gracias a Sito, por haberme inspirado en la creación de este dicharachero post.

5 comentarios:

Ruth dijo...

JAJAJAJJA Q GRANDEEE

la verdad es q aun no las he visto por la uni (bueno, lo mismo me estoy equivocando de uni... claro, como no se sabe muy bien de cual hablas tu... XD) pero tiene q ser digno de ver

de todas formas... ¿que utilidad tienen?

me parece maravilloso q nos propongas nuevos usos para la psicología, pero no veo a ninguno de mis profesores embutido en una U de gomaespuma repartiendo consejos a "la masa"

Puching-balls oficiales. Eso si q me ha gustado. Eso si que quitaría mi estrés.

conoces Ingenia-Deusto? bueno, pues hacen concurso de ideas para mejorar las visitas a la uni. Deberías mandarles este post, lo digo muy en serio!!

un besoo

Itxaso dijo...

Mira q eres violento xD

Lamu dijo...

Espero que nadie se las cruce un día de madrugada, volviendo de una juerga, porque se puede prestar a bastantes confusiones. Si pasara. haz el favor de colgar fotos, hombre ya!!

Anónimo dijo...

joe carlos, hacia meses q no leia tu blog y hoy me he leido los q habia desde verano y me he meado de risa. pese a ser una superingeniera con idiomas sigo sin curro así q escribe mas posts q me aburro mucho en casa y aunq se q se esfuerza, la pagina de infojobs no es capaz de asomarme una sonrisa

tamara

Ruth dijo...

perdon, es ingenio deusto jeje

un beso