sábado, 11 de octubre de 2008

A vueltas con las series (I)

Últimamente se habla mucho de series. Que si la calidad de las series americanas ha aumentado, que si la crisis del cine ha hecho que los guionistas y actores decentes se decanten por este campo… por suerte para vosotros, aquí estoy yo para saltarme la tónica general de este blog y ofreceros una completa guía de lo que os podéis encontrar en el panorama televisivo. Todo dentro de lo razonable y de mi especialidad (las series yankis), si alguien protesta porque no hablo de cosas como “Sin tetas no hay paraíso”, rastrearé su IP y borraré su colección de fotos del Duque en paños menores. Advertidas quedáis.


A vueltas con las series (I)


Perdidos.

Puede que fuera la que iniciara este resurgimiento, y desde luego fue una de las primeras y más intrigantes. La primera temporada es altamente entretenida y adictiva, aunque sospecho que el guionista, un tal J.J.Abrams, tiene un grave desequilibrio mental que debería tratarse cuanto antes. Sólo él es capaz de juntar supervivientes de una catástrofe aérea, osos polares, nieblas asesinas y gente de dudosa procedencia en general en una isla del caribe.

Por desgracia, si el argumento inicial ya era poco creíble, con el paso de las temporadas la cosa ha degenerado en un asunto muy turbio que sólo estando muy aburrido se puede tolerar. Eso si, como la acaben y cuadre todo voy a tener que verla entera, porque hilar una explicación racional que no implique drogas duras a semejante tejemaneje va a ser el triple salto mortal de los guiones .

Pros: te comerás la cabeza intentando saber qué pasa.

Contras: lo más probable es que no lo sepa ni el guionista.

Veredicto: puedes ver la primera temporada, por curiosidad, y si te engancha…


Prison Break.

A esta tengo que reconocer que estuve muy enganchado. La idea inicial, que consiste en un listillo que se tatúa un plan de fuga en el cuerpo y se mete en la carcel para sacar a su hermano, me pareció original e interesante. La primera temporada no me defraudó, y aun con los inevitables capítulos de relleno me pareció la leche. Lo malo es que lo que podía haber acabado de forma elegante ha degenerado en una serie de conspiraciones enlazadas (y van cuatro temporadas ya) que ya dan más risa que otra cosa. Y encima el malo, una compañía perversa y oscura que gobierna Yankilandia en la sombra, está muy visto.

Pros: argumento y guión inicial completamente original y de calidad.

Contras: cualquier parecido del guión actual con algo con sentido es pura casualidad.

Veredicto: si perdidos se nota que pierde fuelle, lo de esta es un completo despropósito. Ve la primera temporada, y contrata a un hipnotista para que te convenza de que no hay más.


Heroes.

La tercera en la trilogía de series famosillas del momento. Cuenta la historia (o algo) de un grupo de gente que descubre que tiene poderes. Como idea, al contrario que las anteriores, está bastante trillada, y el argumento es corrientito. Quiero decir que hay unos malos, unos buenos, y se lía parda. De hecho, la serie empieza a irse al carajo cuando empiezan con las conspiraciones rollo Prison Break, con la diferencia de que aquí se solucionan a leches y bolas de fuego/rayos/lo que toque. Si tienes un puntito friki te gustará porque sí. Si no, es probable que la gente volando, parando el tiempo y dando leches como panes no te llame demasiado.

Por desgracia, tiene unos cuantos puntos flacos que cantan demasiado.

Primero, las historias de viajes en el tiempo acaban el 99% de las veces en un sinsentido de calibre 45. Segundo, algunos personajes son tan poderosos como un cruce entre Neo, Son Goku y Chuck Norris. Todo esto lleva a que el guión sea poco realista a veces: si puedes parar el tiempo, se puede matar a la gente a escupitajos o cuando era un niño de dos años, como ya cayeron en Terminator. A los de Terminator, también les digo que cargarse al bisabuelo provoca el mismo resultado final, y trae menos problemas. Por comentarlo y quedarme a gusto.

Pros: los efectos especiales son la leche, y en general es bastante entretenida. Además. Peter y Sylar tendrán que pegarse algún día (hay que verla para entenderlo).

Contras: se les va un poco la mano, el próximo superpoder que queda va a tener que consistir en ser dios, y los republicanos se la cargarán por blasfemos.

Veredicto: si te gustaría volar o lanzar rayos, esta es tu serie.


Dexter.

Curiosamente, no habría apostado por ella en un principio y tiene a bastante gente enganchada. Va de un asesino en serie sólo mata a los malos por traumas paternos variados. La cosa es que el chaval no es mal tío en realidad, y se le acaba cogiendo cariño, así que lo pasas mal cuando ves que le van a pillar, y en un panorama donde hay unas 50 series de equipos de élite persiguiendo psicokillers, la serie merece la pena sólo por eso.

Ahora viene la parte mala. Porque la tiene, y muy gorda. Decir que los actores son malos es como llamar disturbios callejeros a la revolución francesa. El protagonista, por mucho que se empeñe todo el mundo, lo hace bien sólo a veces, pero verle matar es como ver a una abuela hacer un pastel. Vamos, que no disfruta. Uno se imagina que alguien que tiene por hobby cortar en trozos al vecino lo haría con un poco más de entusiasmo, pero nada, ni sonrisas sádicas, ni orgasmos… que sosada.

El resto, directamente, sospecho que son mendigos que han puesto ahí para ahorrar presupuesto. No he visto actores más lamentables desde Power Rangers (y eso que de peque tenía más manga ancha). La hermana es penosa, la capitana clama al cielo, y el negro del bigotillo tiene de actor lo que yo de modelo de lencería (femenina, a la masculina podría dedicarme sin problemas, por supuesto).

Pros: la casquería y los asesinos en serie siempre son divertidos.

Contras: ver a Glenn Close en una serie y luego a la hermana de Dexter es como para echarse a llorar.

Veredicto: para gente con miopía, o que cree que el Ron de Harry Potter es buen actor.


Californication.

Según la revista Rolling Stone, lo más parecido al porno que se puede ver en USA sin pagar tele por cable. David “Expediente X” Duchovny da vida a un escritor en crisis (Hank Moodie) aún enamorado de su exmujer y enganchado a todo lo malo (o bueno, según se mire) de esta vida. Es adicto al sexo, le da a las drogas, se bebe hasta el agua de los floreros… el yerno perfecto que cualquier madre querría para su hija. La serie vendría a ser como Sexo en Nueva York fusionando a las cuatro protagonistas, pasando directamente al sexo (explícito) y con menos dramones y más humor.

De todas formas, no se lo bueno que estará el amigo, pero hay que decir que la riada de mujeres de bandera que se pasa por la piedra hace el argumento todavía más increíble que el de Perdidos. O será envidia subyacente, no se, pero el día que vaya a un bar, una estupenda me guiñe un ojo y en dos minutos esté intentando bajarme los pantalones me comeré mis palabras (y cerraré el blog, probablemente).

Pros: es graciosa y bastante bien contada. Además, algunas salidas de Hank o la hija son la monda. Para gente de genero masculino poco exigente… como decirlo con clase… salen tetas.

Contras: si te incomoda alguien que sólo piense en el sexo, mejor ve Dexter (pero medita esta parte con cuidado). Además, al menos por estos lares, la serie debería ser clasificada como ficción al cuadrado, o al cubo, dependiendo de la estupenda.

No os penséis que se me han acabado. Otro día, más.

2 comentarios:

Ruth dijo...

de todas las series q has puesto solo he visto Perdidos y Prison. Y si, me paso lo mismo, la primera temporada uuff me tuvo locamente enganchada, especialmente perdidos. lo de la segunda temporada de prison da bastante pena, muy cierto, no estaria mal lo del hipnotista. la segunda y sucesivas de perdidos todavia tienen un pase, estoy esperando a q acabe de alguna manera logica pero es verdad q parece q nos quedaremos con ganas...

dexter me apetece verla, pero lo del ron de harry potter como argumento en contra XD digamos q me ha convencido bastante

californication... una vez llame a gaara y tenia californication de fondo. Pense q estaba viendo una peli porno jajaja, es una serie q algun dia vere

sigo prefiriendo naruto ^^

un besoo

wanfry dijo...

Menos Californication, comentarte que:
a)Prison se fue a tomar por culo al comienzo de la cuarta. Lo de Scylla junto con el hacker chino supuso las banderillas al toro.
b)Dexter es la mejor serie que he visto en mi vida. A pesar de que los actores no sean buenos (el principal sí que me lo parece). Los dialogos que tiene el prota consigo mismo y sus luchas internas son tremendas... al hilo de esto hay otra serie llamada Jekyll que también mola bastante.
c)Heroes. El punto de los poderes no es cual es el más poderoso sino que se complementan y se anulan. Por ejemplo puede llegar Peter Petrelli con todos los poderes del mundo y encontrarse con el jamaicano que solo tiene un poder y... (no quiero soltar espoiler). O un mano a mano de la madre biologica de la animadora vs hermana de Niki Sanders (fuego vs hielo). Con respecto a los viajes en el tiempo siempre esta la jodida mariposa que lo enreda todo.

Aconsejarte: Nip/Tuck, Terminator: The Sarah Connor chronicles, Jekyll y Death Nothe entre otras