martes, 11 de noviembre de 2008

La chica del asiento de atrás

Con todos vosotros, y para borrar la fama que he cogido como inculto musical, mi primera aportación a este fantástico mundo. Como poeta y compositor deberían flagelarme, pero a ciertos sentimientos no se les puede poner barreras, así que no seáis muy duros que es mi primer intento (y esperemos que último)
Con todos ustedes, compuesta en un laaargo viaje de cinco horas en autobús…
Un, dos, un dos tres…

La chica del asiento de detrás


La chica apuntaba maneras, desde el andén
su novio la escuchaba, no se muy bien por qué
yo ya me imaginaba la que me había caído
cuando aquella petarda se sentó detrás mío.

Antes de salir el bus, ya tenía en la mano
Un móvil con luces, y carga de repuesto
Juro ante dios, que no habíamos arrancado
Y yo ya intentaba colgarme del asiento.

Mira que lo he intentado,
Mira que he cavilado,
Pero tras dos horas de viaje,
Por más que lo calculo
No sé cómo meterle el móvil por el culo.
No sé cómo meterle el móvil por el culo…

Al fin os quedasteis
Sin nada que decir
No se cómo expresarlo
Nunca he sido tan feliz.
Qué es eso que escondes
Ah, sólo es un reproductor
¿Pero cómo lo oigo desde aquí
Y por qué suena a reguetón?

Mira que lo he intentado,
Mira que he cavilado,
Pero tras tres horas de viaje,
No encuentro la manera
De ponerte el ipod por enema.
De ponerte el ipod por enema…

3 comentarios:

lirinem dijo...

jajajjaja

pobre Carlos, vaya viajecito... XD

no esta mal ehh!! no esta mal!

el ipod por enema? ahora me pregunto... cuando escucho musica en el metro... habrá cerca algun psicopata componiendo una cancion como esta? q yuyu!!

un beso!

Ari dijo...

The Boss! jajaja

Tamara dijo...

jajajajajajajaajaja



Pobre!!!!