jueves, 4 de diciembre de 2008

¿Por qué os gusta el SPAM?



Mira que uno intenta ser paciente. Mira que, dado mi historial, procuro no enemistarme con más gente de la que lo estoy ya, que no son pocos. Pero es que sois malos. Y me lo ponéis difícil. Y uno es humano, y ante ciertas cosas no puede menos que soltar un perohayquesergilipollas que me sale del alma. No os lo toméis como algo personal, de verdad. Yo entiendo que patinazos mentales los tiene cualquiera, y si os contara los míos, sería el candidato número uno a la silla eléctrica por votación popular. Y eso en un país donde no hay silla eléctrica. Pero ya digo que hay cosas con las que no puedo. De verdad. De verdad que no lo entiendo.

¿Por qué os gusta el SPAM?

Uuuuuy, que susto, pensé que se refería a mí, estaréis pensando. Ahora todo son sonrisas y asentimientos, y creéis que podéis seguir leyendo tranquilos. Yo nunca. Por estas, que yo no soy de esos.
Mentira.
Porque luego veis un correo tal que “Microsoft va a cerrar el msn a no ser que reenvíes esto a veinte desgraciados” y os entra la caquita. ¿Y si Bill Gates me quita el messenger? ¿Cómo mataré las largas noches invernales, y con quien intercambiaré fichas los domingos tras la resaca? Uy uy uy, bueno, total, ya se que es mentira, pero por si acaso…
Pues de por si acaso nada. Como muy bien dijo Verónica Forqué, ese “por si acaso” es como si no sales pero te pones un condón al irte a la cama “por si acaso”. Y me niego. No me niego a reenviarlos, eso ya es viejo. Me niego a tener contactos tan catetos (-15 de carisma por insultar, -30 de carisma por comentario friki). Da igual, atentos, que esto os va a encantar.

1º Microsoft no va a cerrar el Messenger. Aunque el número de cuentas crezca y crezca, hay varios miles de razones técnicas por las que eso no importa, pero vale con saber que que antes había disquets y ahora hay blurrais (¿se pilla?). Pues eso. El espacio no se agota así como así en el interné. Tampoco nadie tiene la mas repajolera idea de a cuanta gente mandáis un email, salvo la CIA, y a ellos no les interesa a no ser que seáis una célula islámica que planea poner una bomba al presidente*. A los que sí les importa, por cierto, es a los pobres insensatos que cuando reciben un mail cuyo asunto es URGENTE!!!!! lo abren. Y no, ese pitido que oís no es que se os haya colado un tren de juguete en el cuarto.

2º Microsoft, o cualquier otra empresa (véase imagen adjunta) tampoco va a regalar dinero a la gente por ninguna razón estrafalaria y absurda. A Bill Gates a veces le da el complejo de Robin Hood, y reparte un poco a los pobres de lo que nos ha robado a todos (que estupendo me parece oye). Pero en serio, si de verdad piensas que por cada doscientos mails que reenvíes te van a llegar a casa 20 dólares, háztelo mirar. ¿A qué casa? ¿A qué cuenta? ¿A nombre de quién? Estás muy mal, en serio…

3º Si ya sabéis (los que sabéis) que nadie te da un duro por mandar 200 mails, ¿por qué sí es posible que esto funcione para subvencionar la operación a un pobre niño afgano con extrañas mutaciones? Curiosamente, aunque más altruista, este llega menos, porque a la gente se la suda un niño afgano, pero coño, que me cierren el msn da más mal rollo.

Podría seguir, pero sé que me entendéis. También sé que cuando os llegue el próximo mail de un perro con el estómago al revés al que Rockefeller donará 1 céntimo por cada vez que reenvíes este fraude, me llegarán quince. Pero ya sabéis lo que pienso, y no podéis quejaros.
Mira que sois catetos.

* Esto lo he escrito a propósito para que la CIA siga mi blog. Que con esto de la crisis, los lectores nunca sobran.

PD: ustedes perdonen por la lamentable calidad de la imagen, pero paso de instalar el photoshop ahora mismo, y el paint pues... es lo que tiene.

No hay comentarios: