martes, 9 de junio de 2009

Esto en mis tiempos no pasaba.

Asisto estupefacto a las últimas evoluciones de la factoría Disney. Uno se pregunta en estos casos qué fue primero, si el huevo o la gallina. Si es la juventud la que se ha ido al garete definitivamente y la factoría de los sueños no hace sino adaptarse a ello, o si es la propia Disney la que tiene un oscuro plan, orquestado desde una nevera, para llevar a su público a la destrucción por una autopista de cuatro carriles. A mi no me miréis, por cierto, que yo soy un santo varón y según Espe dejé de ser joven a los veintiuno.

El caso es que cuando yo era pequeño la Disney era famosa por su película anual con mensaje. La fórmula del éxito estaba bastante bien estudiada: se cogía un cuento popular, se le quitaban las partes políticamente incorrectas, se añadían canciones cada veinte minutos de metraje, y a ganar pasta. Hay que decir que salvo truños muy concretos (como Pocahontas), la cosa quedaba bastante bien, y encima traían mensaje para los críos. Cosas útiles, ya se sabe. Por ejemplo, El rey león nos enseñaba que nunca hay que fiarse de la familia, que comer animales es bueno siempre que no los conozcas personalmente, y que cuando las cosas te vayan mal lo mejor es irte con tus amigos de parranda y pasar de todo. La Bella y la Bestia, por su parte, hacían ver a las niñas que si el tío tiene pasta merece la pena hacer un esfuercito, y que aunque sea un animal y te pegue de vez en cuando en el fondo es bueno. Aunque seguramente mis favoritas eran las que nos introducían a los niños en el mundo de las mujeres, con valiosas lecciones como que manipular, engañar o robar está bien siempre que la tía esté buena (Aladdin), que si eres muy feo nunca podrás ligarte a la tremenda pero siempre podrás engañar a una niña (El jorobado de Notre Dame, o Consecuencias de pasar demasiado tiempo en la iglesia) y que a partir de los 15 años todo vale, sobre todo si sólo si llevan bikinis que tapen lo justo (La sirenita).

Pero por aquel entonces ya empezaban a experimentar con nuevas estrategias que han cuajado estos últimos años. Del 93 al 96, de un programa llamado Mickey Mouse Club salió una tal Britney Spears. Gracias a dios no lo estrenaron en España (al menos yo no me enteré) porque bastantes problemas tenía yo a los 11 años conteniendo mis incipientes hormonas como para echar más leña al fuego. Lo que sí que llegaron fueron los videoclips de “Baby One More Time”, que no dejaban lugar a dudas de la intención de la jugada ni en el título. ¿Alguien recuerda que es lo que pedía “one more time” aquella señorita vestida de colegiala? Yo recuerdo los comentarios de todos los tíos de mi entorno sobre lo que le habrían hecho más de una vez y más de dos, pero de la letra ni papa. El caso es que la Disney debió tirarse de los pelos al ver el filón que se les había escapado, y se hicieron una firme promesa. Nunca más.

Después de Britney Spears, han salido de la factoría de los sueños Justin Timberlake y Lindsay Lohan. Justin me suena, un grupo de música y algo de una teta y Janet Jackson. (¿Casualidad?). De la tal Lindsay tengo más informes, y tiene de inocente y “disney” lo mismo que… Britney Spears. Pero menos todavía. Vamos, que es un zorrón.
A partir de aquí me pierdo porque este rollo es como los Pokemons, que sólo los controlas si estás en el mundillo. Pero la lista es larga, y no hay que buscar mucho en Internet para saber que Hilary Duff, Miley Cyrus, Ashley Tisdale, Vanessa Hudgens, Jonas Brothers, Selena Gómez, Zac Efron o Angel Lara (creo que son clones, están ordenados por orden de creación) son ahora los ídolos de la juventud. Sinceramente, sólo conozco de oídas a los Jonas, pero dan más grima que un pase a cámara lenta de los últimos minutos de David Carradine. Tres enanos que no tienen edad de afeitarse dándoselas de duritos y a la vez de cristianos defensores de la castidad. Y las tienen a todas locas, oye.

Sin entrar en análisis de si la cosa es censurable o no, o si los Jonas o Vanessa Hidgens (por nombrar una) están buenos objetivamente o no, la realidad es esta. Si la juventud está recibiendo semejante bombardeo de tremendos/as a todas horas desde los ocho años, no me extraña que a los doce vayan ya más salidos que el pico de una plancha, y a los quince estén aburridos del sexo tradicional y empiecen a probar cosas más pintorescas. No daré detalles para no asustar a papás con progenie en la edad, pero no hay más que darse una vuelta por una disco light de esas para saber lo que se cuece. Y por cierto, para los inocentes que se han tragado el rollo de la castidad, siento decir que aquello lo inventó Britney Spears.
A mi la verdad es que el tema ni me va ni me viene. Estoy muy mayor para aprovecharme de las de 15 (o para que ellas se aprovechen de mi, más bien), y soy muy joven para preocuparme de si mi hijo se gasta el dinero de la paga en tazos, profilácticos o farlopa para animar la fiesta. Pero si Disney, compañía familiar por excelencia, ha decidido que estos son los modelos a seguir y los exhiben sin pudor, no me quiero imaginar cómo será lo que vean a escondidas los adolescentes de ahora. Nosotros mirábamos la Playboy cuando Disney estrenó Hércules. Este año van por High School Musical 3, si no me equivoco. Buscad en Internet el cartel, y haced cuentas.

Pero esto no es necesariamente malo, ¿eh? Si conseguimos que el índice de fracaso escolar no suba, van a llegar a los dieciocho tan aburridos de trincar que vamos a tener una generación de universitarios superdotados. La envidia del mundo, oye. Imaginaos todo ese esfuerzo que los universitarios han invertido toda la vida en ligar, aplicado al estudio. En diez años, España nueva locomotora de Europa.
Y si no, al tiempo.

14 comentarios:

SSergio dijo...

Grande, como siempre :D

SSer

Asbeel dijo...

Gracias SSer, parco pero conciso ;)

Y sí, ya iba siendo hora de que volviese, verdad? A ver si duro!

Ruth dijo...

eh eh se puede saber q tiene de malo Pocahontas???? vamos a ver, una tia q se megaenamora de un tremendazo, el cual en pocahontas 2, tras prometer en la 1 q nunca jamas de los jamases se iba a enamorar de otra tia, resulta q esta megaenamorado de otra. la peli es perfecta, salvo por el hecho de q le falta una pelea de barro entre estas dos XD, no me digas q no. ya la veremos, ya se q no has visto pocahontas dos, entiendo tu ignorancia en el tema ^^

ya hablamos de las posturitas de britney (de todas formas, es q una tia asi... XD)

por cierto, q ha pasado con Hannah montana?? no es chica Disney?? no soy muy versada en el tema, pero creo q falta aqui, no? tenemos q pasarle una prueba de CI, es una pasada, fijo q salta los baremos (pero a la baja)

^^ como siempre, enorme, claro, pero a ver si la prox tarda menos!!! y no me roban mi pole!!

muaaa

Asbeel dijo...

Hanna Montana es Miley Circus (me he tenido que informar para hacer el post, horror!).
Pocahontas dos habrá que verla, tiene pinta de dar ella sola para un segundo post.

Ruth dijo...

jajjajaja si, una tia herida en su ego. ya no me acuerdo de la peli, y ademas la vi en Frances, pero promete, como minimo ya hay una tia dolida en su ego.

Miley Circus??? haber puesto Hannah, asi nos viene a la mente mas facil!

Anónimo dijo...

Pues si como ha dicho ssergio muy bueno, no tardes pal siguiente

Ariane dijo...

Muy buen analisis de las pelis de nuestra época!!! Tan ácido como siempre ;)

Asbeel dijo...

Gracias Ariane, pretendía ser una crítica a las jamonas de Disney, pero como siempre, empiezo con algo en la cabeza y sale cualquier cosa. Lo peor es que el tema de las pelis daba para mucho más :(

Y a Anónimo, muchas gracias. Ahora sólo falta que te identifiques, me gusta conocer a mis lectores (ocasionales o no ^^)

Anónimo dijo...

Jodo es el primer post tuyo que leo.. son siempre así? eres un crack

Un abrazo.

P.D.: no soy el "Anónimo" de antes, pero ya me identificaré la próxima vez...

Asbeel dijo...

Pues no sé a que te refieres con si son siempre así, pero bueno, suele ser la tónica general :P

Te has identificado ya más abajo? xD

Anónimo dijo...

Me refería a que resulta muy entretenido... y divertido... leerlo

Qué prisas por identificar a los anónimos.. XD

AnArKiA dijo...

hacía tiempo ke no me pasaba por akí y komo siempre, bestial xD

rekuerdos!!

Asbeel dijo...

graciassssssssssssssssssss ^^

Ahora sólo tengo que conseguir que te pases más a menudo ;)

docodrilo dijo...

Joder, si ya lo sospechaba yo. Antes teníamos que buscar mensajes subliminales en las películas, de estos que ponen SEX, una poya, o canciones al revés que dicen fóllate a tu madre (que en verdad no decía nada y es que nos lo queríamos creer); pero ahora es que nos lo dan todo hecho.
Muy bueno, sobre todo lo de La Bella y La Bestia.