miércoles, 22 de julio de 2009

Pon un friki en tu vida

El otro día, hablando con un amigo de la infancia, constatamos apenados como hemos dejado de lado algunas de nuestras actividades más frikis, que cultivamos durante los años mozos. Ya no prestamos apenas atención a los videojuegos, no jugamos a rol, los comics han pasado a mejor vida... y digo apenados porque, a diferencia de lo que piense la sociedad en general, ser friki mola, y mola mucho. Y me he dado cuenta de que de ahí vienen todos mis problemas, por ejemplo, con las mujeres.
Y es que el metrosexual está muerto, el ubersexual es lo de toda la vida pero vendiéndotelo con la cara de George Clooney, y el siguiente paso en la evolución es evidente. El friki es el hombre del futuro: chicas, atentas.

Para empezar, con un friki no os vais a aburrir nunca. Conoce multitud de actividades y lugares insospechados, y hace gala de una cantidad de habilidades apabullante. Fotografía, mercadillos, libros, magia... son sólo algunas de los nuevos mundos de los que un friki puede abrirte las puertas. Además, si le enseñas un hobby nuevo, por alejado que pueda parecerte de sus intereses, lo abrazará con tal entusiasmo que en pocos días será un experto en la materia. Tan sólo debes presentarlo de forma agradable a sus ojos. ¿Quieres ir de tiendas? Nada más fácil que organizar un Cosplay de Sexo en Nueva York. ¿Está echando barriguita? No le mandes al gimnasio, dile que debería aumentar un par de puntos su fuerza y alguno que otro la constitución, él se encargará del resto. ¿El perfecto cocinero y barman en casa? ¿Qué friki puede resistirse a la sugerencia de que domine los secretos de la alquimia? Como ves, el límite está en tu imaginación.
Otra de las ventajas de un friki es que no gasta. Puede que pienses que todas esas figuritas, ordenadores, consolas y demás zarandajas son caras, y no te equivocas. Pero ahora piensa en lo que te vas a ahorrar en otras: abonos de fútbol, televisión digital, un coche carísimo y sus accesorios... Comparado con lo que cuesta un ordenador cada 2/3 años, un par de figuritas de sus personajes favoritos y llevarle a comer sushi y ramen una vez a la semana, es una ganga. Y si necesitáis apretaros el cinturón, por 13€ al mes de suscripción al World of Warcraft puedes mantener un friki en estado letárgico indefinidamente. ¿Quién da más?

Para terminar con la parte práctica, tener un friki en casa es un chollo. Ya hemos hablado de la cocina, pero hay muchas más ventajas.
Obviamente, olvídate de los problemas con el ordenador. Y si los hay, no pasa nada, seguro que tiene otros tres por ahí que siguen funcionando perfectamente. ¿Te parece complicado tener wifi? Para un friki es como tener agua corriente. Despídete de la tele, puedes ver lo que quieras y cuando quieras gracias a su enorme colección de películas, música y series. Y, para las chapuzas de casa, su espíritu curioso combinado con la fuente inagotable de información que es Internet hará que lo mismo arregle una cañería que te monte un armario del Ikea.

Todo esto suena muy bien, pensarás. Pero la imagen del friki encerrado en casa sigue rondando tu mente, y hace que tus dudas se mantengan. Por suerte para ti, dicha imagen no puede ser menos exacta. Sólo recuerda: a un friki hay que estimularle adecuadamente, nada más. Decirle, por ejemplo, que necesitas descansar y quieres hacer una escapada a alguna playa paradisíaca no te va a servir de nada. Pero... ¿qué tal un viajecito a Nueva Zelanda, isla donde se rodaron las tres películas de El Señor de los Anillos, o al mismísimo caribe del pirata Jhonny Depp? A eso te garantizo que no podrá resistirse. Puede que lo tuyo sea lo exótico, como Egipto, la Ciudad Perdida de Petra, o los impresionantes templos camboyanos. No pasa nada, visitar los escenarios de La Momia, Indiana Jones y la Ultima Cruzada, o Tomb Raider también tiene su encanto. Y si, en cambio, te estás desesperando porque eres una chica cosmopolita y quieres ver Nueva York, París o Roma, no sólo no tienes que preocuparte, sino que estás de suerte. Ningún friki puede resistirse a ver la ciudad de Spiderman y los Cuatro Fantásticos (entre otros) o el París de Lestat el Vampiro. Para Roma puede que esté un poco más difícil, pero aquí es donde debes jugar un poco con su imaginación: con ponerle un par de noches Gladiator lo tendrás en el bote. Y si le esperas en el dormitorio vestida con toga, al día siguiente te estará esperando él en casa con los billetes en la mano.

Y la cama y la toga nos llevan a la última parte del post, pero la más interesante... ¿cómo funcionará mi friki en la cama?

Hay cierta tendencia a imaginar que un friki es inmune a los encantos del sexo. El poco esfuerzo que ponen en general en buscar chica, y esa tendencia a vivir en otro mundo pueden hacer que pienses que en este tema le vas a pillar un poco "virgen" (nunca mejor dicho).
Lo primero que debes saber es que, en cuestión de sexo, tiene unos mitos eróticos un poco distintos de lo que estás acostumbrada, y debes actuar en consecuencia. Para empezar, olvídate de las típicas pelis porno. Si bien un friki sabe apreciarlas, lleva toda la vida soñando con otras cosas y ya no vas a hacerle cambiar. Dirige tu mirada a los comics, y no te asustes por las mujeres deslumbrantes que aparecen ahí. Por mucho que tu figura se aleje de las de, por ejemplo, Jean Grey o Emma Frost, si recibes a tu chico vestida de Chica Maravillosa (antifaz incluido) lo tendrás a tus pies. Si te sientes más salvaje, el look Trinity también triunfa, mientras que si lo tuyo es la picardía e ir de inocente, cualquier cosa que recuerde a un uniforme de colegiala va a hacer que durante unos momentos se le olvide hasta hablar.

Ahora que ya tienes su atención, sólo debes tener un poco de paciencia y dejar que se sienta cómodo. Recuerda que no estás tratando con un chico normal, que se sentirá más que satisfecho si lo ha pasado bien y encima parece que tú también has disfrutado. Estás tratando con el tipo de persona capaz de jugar al mismo videojuego veinte veces sólo para conseguir ese último secreto que se le resiste o esa máxima puntuación que intuye es posible alcanzar. Que tenga un nuevo hardware en sus manos sólo va a detenerle lo justo para acostumbrarse a él.
¿Juegos preliminares? Ningún friki llega al jefe final si no siente que ha estado antes en cada zona que pueda proporcionarle una ligera ventaja en la batalla. ¿Orgasmo? Acabarse el juego es sólo el principio. Fantasías nunca confesadas, posturas salvajes, zonas erógenas que ni tú misma sabías que existían, orgasmos múltiples... entérate bien: para un friki, esto no son quimeras. Son niveles secretos, y va a querer jugarlos todos. Hasta el final.

Así que... ¿a qué estás esperando?

¡Pon un friki en tu vida!

viernes, 17 de julio de 2009

Chicles del amor y otras reflexiones

Menos mal que contra la falta de inspiración, los periódicos (por llamarles de alguna manera) gratuitos están siempre ahí para amenizarnos el día. Hoy en concreto me llaman la atención tres noticias, dos serias y una menos seria, que me han marcado por diferentes razones. Al tema.

La primera, que me veo obligado a mencionar porque me quema la sangre, es la de los seis chavales que han violado a una chica de trece años. Si fuera juez, me debatiría entre tirarlos a un volcán o darles de su propio medicina con una piña, pero como soy informático, salvo el mayor de edad el resto ya está en la calle. Por desgracia, la ley de menores de este país asusta lo mismo que los vampiros de Crepúsculo, y así nos va. Sospecho que esto pasa porque la gente que redacta las leyes tiende a estar entrada en años, cosa que me parece correcta en general, ya que la experiencia es un grado. El problema es que la gente de más de treinta y cinco años tiende a pensar de los niños y adolescentes lo mismo que los dueños de los pitbulls: que rico, si no hace nada. Y algunos, señores, hacen. Y es que lo de la ley del menor es de juzgado de guardia, nunca mejor dicho. Que todos los pequeños satanes de doce años para arriba sepan que pueden hacer cualquier barbaridad como chantajear, violar, matar, o un poco de todo, y que a los que vayan a encerrar sean a sus padres cuando les den dos leches como dos catedrales me parece que indica que algo en esta sociedad no funciona. Pero claro, tampoco me hagáis mucho caso, que ya sabéis que yo soy un friki peligroso...

La segunda noticia del día, de la que ya me puedo reír un poco más, es la de que los palestinos dicen que Hamás está repartiendo chicles afrodisíacos para distraerles a la juventud. Y claro, juventud que se pasa el día dándole al tema es juventud que no tira bombas ni cócteles molotov ni cositas de esas. Así no hay dios que haga una guerra en condiciones, han pensado los mandamáses, que han denunciado el tema ante la opinión internacional. Porque claro, bombardear y exterminar en general tiene un pase, pero esto es antideportivo, amén de poco ético y una cochinada. Y eso suponiendo que la idea funcione, porque tengo mis dudas de que a largo plazo la cosa acabe bien para Hamás. Vamos a ver, señores, imaginémonos que los chicles del amor funcionan. Imaginémonos ahora a un joven palestino medio en la flor de la vida, que tras pasarse la existencia a palos (secos), descubre las bondades del sexo y se dedica a hacer el amor y no la guerra. Ahora vienen ustedes, que presumiblemente aprovechan el momento para atacar por sorpresa, y le cortan el rollo a el y a la estupenda palestina que se hubiera cruzado por medio, con un ataque a traición de los de libro. Más vale que acierten a la primera, porque yo no querría enfrentarme a una nación cabreada y sexualmente insatisfecha. El que avisa, no es traidor.
En cualquier caso... ¿a nadie más le extraña que en alguna parte del mundo haya que incentivar a la población para que le entren ganas? ¿Se lo podrán dar a los políticos madrileños, para que al menos estén entretenidos y no rompan lo que queda sin romper de Madrid?
Dudas que le entran a uno.

Por suerte, no todo iban a ser malas noticias, pequeñuelos, y es que el universo reparte una de cal y una de arena. Científicos suecos, mientras intentaban averiguar algo que el periódico no deja claro (pero viendo a lo que se dedica Hamás, me hago una idea), han inventado un chocolate que no sólo sabe igual que el normal, sino que tiene un 90% menos de calorías y además se-derrite-en-tu-boca-no-en-tu-mano. Vamos, que aguanta el calor que da gusto. Ante esto, la comunidad internacional de hombres ha convocado una reunión de crisis sin precedentes. Porque, como todos sabemos, el chocolate es el sustituto del sexo para las mujeres... ¿Qué va a ser de nosotros ahora? No sé vosotros, pero por muy alta estima en que tenga uno sus habilidades en ciertos ámbitos, no me veo capaz de competir con algo que se puede comprar a un euro los cien gramos en el supermercado mientras se vuelve a casa del trabajo. Preveo un boicot a escala mundial del nuevo chocolate, o que los hombres nos demos al vicio también. Yo, haciendo de tripas corazón ya que no me gusta el dulce, he comprado acciones de Nestle y vendido las de Durex.
Lo que faltaba, que le quiten a la crisis lo único que seguía siendo gratis ...

miércoles, 15 de julio de 2009

El concurso de marras

Actualización informativa. A la atención de mis queridos lectores (los cuatro) se hace saber que:



1 - A partir de ahora, apuntado quedo a la cuarta edición de los premios de 20 Minutos, en la categoría de mejor blog de humor. Mientras sigan sin crear la categoría de blogs escritos bajo drogas psicotrópicas, en algún sitio tenía que meterlo.



2 - No pretendo ganar. Hay blogs de humor y webcomics mucho mejores y que actualizan más y periódicamente. A la derecha, las pruebas de esta afirmación, apartado de blogs y webcomics que sigo. Luego está Mariu, que merecería que la descalifiquen porque todos sabemos que ha reconvertido a sus chinofarmers como escritores. Sólo así se explican ciertas cosas.



3 - Cualquier cosa por encima de los cero votos será para mi un triunfo y una sorpresa, dado que me parece que para votar hay que estar apuntado como blogger en la propia comunidad de 20 Minutos.
Edito, ya que esto lleva escrito una semana: ya tengo dos votos, ergo soy más feliz que una perdiz. Gracias Mariu y Docodrilo, . Mariu, te voy a votar porque te lo mereces, pero no porque me lo pidas. Al punto cinco me remito.


4 - Si me apunto, es porque considero que existe alguna posibilidad de que llegue gente aquí a través de ese canal. Como ya dije en su día, yo escribo para que me lean. Si no, esto sería un archivo gigantesco de openoffice en mi ordenador, o un cuadernito rosa con un candado dorado. La humildad no quita la sinceridad.



5 - No pienso, bajo ningún concepto, entrar en ninguna espiral automasturbatoria de gente que me diga que si le voto/publicito/enlazo hará lo mismo, como he visto otros años en otros blogs. No creo que pase, porque aquí llegan cuatro gatos, pero por si acaso. Si alguien tiene el extraño impulso de votarme, se lo agradeceré en el alma. Si coincide que el blog de esa persona me gusta lo suficiente como para votarlo, estupendo. En cualquier caso, siempre me hará mil veces más ilusión un enlace permanente en un blog que un voto. Siempre me hará un millón de veces más ilusión una mención explícita a mi blog en una entrada que un voto. Y siempre me hará infinita más ilusión regalos y propuestas de sexo que un voto (Yo lo dejo caer, por si las moscas).

6 - Siiiii, ya pondré el botoncico para votar. Conociéndome, puede ser en cuanto suba esto, en dos horas, o en seis años. Se admiten apuestas.

Y la entrada... esto... ¿Entrada? ¿Qué entrada? Ah si, que esto es un blog. Pues la iba a subir ayer, pero entre hacer la compra, la lavadora, planchar, el tekken, el dragonbalbudokaitres, las tortitas... qué mala es la vida de soltero... hoy si. En serio. Si me da tiempo después de cortarme el pelo... y antes de ir a entrenar... emmmmm ¿algún voluntario para que le de mi cuaderno y la pase a ordenador? :P

Fuck!