jueves, 3 de diciembre de 2009

Principios

No sé si lo habéis notado, pero no hay mejor manera para garantizarme un par de semanas sin actualizar que poner la etiqueta (I) a un post. Supongo que se debe a mi habitual pánico ante las obligaciones, que consigue cosas tan bizarras como que coma verdura o tenga sábanas voluntariamente, cuando en su día consideré estas dos actividades como un castigo impuesto por los dioses (o lo que es peor, por mi madre). Total, que ahora hago un montón de cosas que nunca pensé que haría, y me ha dado por pensar en todas las cosas que juro y perjuro que nunca haré. Y es que, como digo, si de pequeño me dije a mí mismo que jamás comería brócoli sin oponer resistencia y hoy me trago mis principios con patatas y un chorrito de aceite de oliva crudo… ¿qué aberrantes actividades puedo llevar a cabo el día de mañana, movido por la lenta pero segura degradación de mis principios morales? Veamos…




Para empezar, hasta el momento me niego a comer cinco piezas de fruta al día, a sabiendas de que ello me provocará irremediablemente cáncer de colon, que acabará con mi existencia de forma dolorosa y agónica. Porque vamos a ver, no sé lo que pensaréis vosotros al respecto, pero a mi cinco piezas de fruta me parecen una barbaridad, se mire por donde se mire. Y si encima eres alérgico al 90%, como yo, apaga y vámonos. Además, ¿qué coño es una pieza de fruta? No sé a que sesudo endocrino se le ocurrió cuantificar la fruta con una unidad de medida tan vaga como esa, porque según mis rudimentarios cálculos de volumetría aplicada a la horticultura, no son lo mismo cinco uvas que cinco sandías. El tío se quedaría como dios, imagino, pero a mi me dejó muy confundido. Le faltó decir que además de eso un puñao de fibra viene de lujo para ir al baño como un reloj.

Pero bueno, discusiones semánticas al margen, tengo un problema con eso de vivir tanto. Analizando mi entorno, si yo voy a irme al otro barrio a los cincuenta por culpa de mi déficit frutícola, no me quiero imaginar la edad a la que van a espichar el 80% de la humanidad (al menos, de la humanidad que yo conozco) sabiendo las porquerías que se tragan. Y la verdad, me iba a aburrir en un mundo así de despoblado, sin nadie con quien jugar a la play en el asilo, ni con quien hacer Tai-Chi en el jardín.

Total, que sea lo que dios quiera mamá. Siempre me gustó vivir peligrosamente.



Dejando un poco aparte la gastronomía y pasando al tema del aspecto personal, llegamos al segundo punto de la lista. Y es que ejerzo mi derecho garantizado por la constitución a no depilarme, no ponerme piercings, no hacerme peinados absurdos (salvo el afro, que me viene de fábrica) y, en general, a no convertirme en una mala copia de Beckham o chulito supercool equivalente para las quinceañeras de ahora.

Vamos a ver si me explico. Si no estoy dispuesto a empapuzarme de fruta cada día para salvar mi vida, ¿qué cabriola cósmica iba a hacer que me someta a la indecente tortura de arrancar pelos de mi cuerpo por amor al arte? Sé que las chicas lo hacéis. También sé que no os resulta especialmente agradable, de verdad, que lo hacéis para estar más atractivas (que no por nosotros, ojo). De hecho, hasta asumo que podríais pensar que estáis en vuestro derecho a exigir lo mismo. Pero, a pesar de que ahora mismo hay un grupo de féminas afilando guadañas y encendiendo antorchas para hacerme pagar mis osadas afirmaciones, me reitero en mis palabras. A mí que me registren oigan, no veo por que nadie podría exigirme según qué sacrificios cuando yo no le he echado personalmente a nadie cera ardiendo por su cuerpo.

Bueno, salvo aquella vez que… ya se sabe, hay que experimentar…errrr… ¡que no pienso depilarme, vamos, dejad de hacer preguntas capciosas!

Respecto a los piercings, puedo llegar a entender un adorno en una zona cuya función tiende a cero (lóbulo, ombligo), pero andar automutilándose la ceja, como más de una vez me han propuesto, pues no. No sé si habéis caído en que por esas zonas hay terminaciones nerviosas con una función muy determinada, pero yo sí, y andar toqueteándolas podría invalidar la mirada a lo Carlos Sobera que tantos éxitos me ha dado y me debe seguir dando. No hablemos ya si la cosa gravita hacia zonas sensibles como pezones o el aparato recreativo situado debajo del ecuador, porque en ese caso es que directamente no quiero ni pensar en las consecuencias.

El Comité de Nenazas Sin Fronteras desestima la propuesta por aplastante mayoría.



Dejado este punto claro, toca pasar a las exhibiciones públicas y donación de fluidos corporales varios, tema que me fascina y horroriza a partes iguales. Me alegra decir, al hilo de esto, que por fin parece que las nuevas generaciones de hombres hemos encontrado formas más elegante de expresarnos que escupir y rascarnos las pelotas*.Yo, en un avance evolutivo sin precedentes y gracias a mi ejemplo, pretendo llevar a la raza humana un paso más allá. Y es que atentos: me niego en redondo, y en cualquier forma geométrica regular o no, a mear en la impúnemente en la calle*. Arriesgado, lo sé, pero siempre fui un rebelde sin causa.

Evidentemente, existen eximentes, como que mi salud se vea gravemente amenazada. Este caso, en el que algunos incluyen en una serie de condiciones muy laxas, para mi comprende dos únicas opciones: que mi vejiga esté a punto de estallar y sea eso o mis pantalones, o que una manada de féminas indignadas me impidan el paso a mi propio lavabo esgrimiendo objetos cortantes, contundentes y/o aplastante(bolsos y uñas). Fin.

Y es que me da igual cómo os pongáis, mear en la calle es asqueroso, y no hay vuelta de hoja. Hemos aprendido a atarnos los zapatos, a comer sin mancharnos, a dibujar sin salirnos de la línea (bueno, yo casi), e incluso a conducir. Controlar nuestros esfínteres llega antes que todo eso y no sé vosotros, pero a mi no me parece tan complicado. Si algún día salís a la calle un domingo por la mañana, supongo que podréis empezar a entender mi punto de vista, pero dado que ese momento queda lejos en el tiempo (vagos), intentaré explicarlo de la forma menos zafia posible: el olor a meados* es vomitivo.

La única ocasión en la que considero lícito evacuar en la calle es cuando el propietario de un bar te impide el acceso al lavabo de malos modos, a pesar de tu evidente mirada de desesperación. En este caso, no sólo permito sino que recomiendo dejar el regalito a la entrada del lugar, para uso y disfrute del sujeto a la mañana siguiente.

Venganza poética, lo llamo yo. Incluso procuro firmar.

*Nota adicional para mis lectores más puristas, a.k.a familia: en la calle ni se orina, ni se hace pis, ni se micciona. En la calle se mea, y el producto resultante son los meados. Así mismo, no existe expresión equivalente a “rascarse las pelotas” en el idioma de Cervantes. Sostener lo contrario es como sostener que hay gente que se va a de putas para hacer el amor.

Irse de putas se incluye en la explicación anterior.

Fin de la nota adicional.



Y ahora, cambiando radicalmente de tema y antes de llegar a mi parte favorita, quisiera tocar un punto que me resulta especialmente gracioso, y es que confieso que en esto el raro soy yo: que sepáis que, hoy por hoy, me niego en redondo a abrigarme sólo porque el resto de la gente tenga frío. Flojos. A ver si ahora voy a tener yo la culpa de que vuestros cuerpos no estén adaptados a temperaturas perfectamente soportables sin necesidad de parecer el muñeco de Michelín.¿De dónde ha salido ese afán de criticar mi costumbre de ir en camiseta hasta el 20 de Diciembre? No, no me pongo malo. No, es físicamente imposible que te dé o deje de dar frío a ti el número de prendas que yo lleve encima. Asumidlo, la física cuántica explica muchas cosas, pero no da para tanto.

Este fenómeno me está resultando especialmente grave en Madrid, por cierto, donde los medios de comunicación han implantado la creencia de que por debajo de diez grados vivimos en una ola de frío, y por encima de quince en una ola de calor. Frío es menos de cero grados, aibalaostia, que soy de Bilbao. El resto, ¡todo psicológico!



Y después de este pequeño desahogo dentro de este gran desahogo, mi parte favorita. El motivo número uno de mi desesperación por la humanidad, y ante el que me resisto como gato panza-arriba. Por mucho que lo intentéis, malditos, por mucho que lo saquéis en el periódico, me bombardeéis en las pausas del café, en las conversaciones en el metro e incluso en mi propia casa, atentos a esto. Ni de coña, ni en un millón de años, y aunque me quede una única neurona borracha y empastillada en el cerebro pidiendo la eutanasia, voy a ver Sin tetas no hay paraíso, Física o química, Los hombres de Paco, Gran Hermano, Fama ni ninguna cutrada por el estilo. Para acabar con mi vida por vías poco expeditivas prefiero meter la cabeza en una prensa hidráulica o un microondas.

De hecho, esta serie de programas, junto con alguno más que me dejo en el tintero, me resultan tan fascinantemente aterradores que es probable que un día de estos haga un comentario más extenso al respecto, pero como sé que si lo prometo no lo voy a hacer, queda en el aire. Aunque tiene pinta de herir muchas susceptibilidades y ganarme muchísimos enemigos…

Tentador.



¡Hasta la semana que viene!

10 comentarios:

EzE Argentina dijo...

Perdi todo un dia de estudio en plena epoca de examenes leyendote, y la verdad es que no me arrepiento para nada jajajaj, me encanta lo que escribis, y debo decirte que no sos el unico antisocial, yo comparto la mayoria de lo que decis (en el post de hoy, TODO)

Saludos desde Argentina

Anónimo dijo...

Pues yo, que soy tía, tampoco me depilo. ¿qué pasa? Claro que en mi caso se tolera mal por la sociedad ¡una mujer sin depilar!

Tampoco me da por llevar zapatos ortopédicos, o sea, con tacones, ni por perforarme las partes (cualquiera de ellas) Vaya, que yo tampoco soy masoca, que es lo que se lleva en nuestras sociedades.

Con lo de los meados, tampoco me gustan, desde luego. Sin embargo, estaría bien reivindicar que si los hombres pueden hacerlo, y parece que no pasa nada, pues las mujeres también podamos (claro, sólo en el caso de que el del bar no nos permita acceder a su baño) Pero como lo tenemos más complicado, no ya por lo de tener que quedarnos con el culo al aire, sino por lo que esto supondría de posible peligro..., pues no lo hacemos.

Lo de la ropa, a mi me pasa al revés, siempre tengo frio (me gusta estar "calentita" -pensad lo que queráis-), y hasta entrado julio no me quito la manga larga, por eso aún me miran peor que si luciera escote y tirantes en pleno diciembre.

Animo, que no estás sólo, raros, lo que se dice raros, haberlos "ailos" y por mí, que proliferen (proliferemos)

Anónimo dijo...

Hombre yo no le veo un antisocial, suena muy exagerado, le veo en plan Carlos,jijij.
Yo tb soy de las que tienen frío, vamos una cebolla andante, pero no lo puedo evitar, aunque poko a poko intento superarlo intentando ponerme menos capas, quizas algún día lo consiga. Pq es un hábito aparatoso llevar mil capas entrar a un bar, asarte de calor y tener que empezar a quitártelas.
Me encanta como eres y lo que nos cuentas.

ruth dijo...

Te iba a escribir un mensaje pasivo-agresivo sobre tu ritmo de actualización, ya q me resultaba vergonzoso q nos dejases con la parte I nada mas! y de repente surprise! q bien!

en cuanto al post... muy bien, no veas sin tetas, yo tp lo hago y soy feliz, pero FAMA??? weeke, weeke weeke weeke XD por que no?

jamás comeré verdura por propia voluntad. Tb dije eso de las pizzas hace una semana y mirame XD

a ver si la siguiente tarda menos!! q tengo mono!!!!!!!!!!

MUXUTXUSSSSSSS

SolteraB dijo...

Por tu bien espero que la parte II se publique, o de lo contrario me veré obligada a hacer algo al respecto.

Yo llevo un piercing, aunque he llegado a tener tres. Estoy pensando en tatuarme, me depilo y a veces hasta me pongo tacones. Vamos, que me va la marcha. Pero... Y lo sexy que me siento, ¿qué? y NO digo que necesite todo esto para sentirme sexy, pero me encanta tener la piel suave, me encanta llevar este aro en el labio inferior, me encanta ir en braguitas y tacones... ¿Sigo? Mejor no, creo que ha quedado claro.
Y no me parece que seas raro, solo eres joven, jojojojo!!!

Asbeel dijo...

Uy, que de feedback de gente nueva, y que cosas más bonitas me dicen, como mola. Vamos a dar un poco de caña al personal.

@EzE Argentina: me siento muy honrado de haber contribuido a tu descalabro educativo. Decirte que yo también me fusilé jornadas de estudio leyendo blogs, viendo series y haciendo cosas que no puedo poner en un blog catalogado para todos los públicos, y fíjate, hasta tengo un blog. Lo que se llama un ejemplo de éxito social sin precedentes ^^
PD: por cierto, no soy atisocial. Es el resto de la gente, que no tiene ni puta idea de nada.

@Anónimos: pero qué os costará firmar, con lo fácil que es. Ahora os tengo que contestar en bloque, en vez de en vuestra propia linea personalizada, con lo que molaría, tenéis esta cutrada compartida.
Especial mención el anónimo que me conoce, hay que ser vago!.
Y bueno, borderías aparte, que muchísimas gracias, y que vuestros piropazos me hacen muy feliz. Recordad que se acercan navidades, y las cestas también me elevan el espíritu.

@Ruth: eres bastante responsable de mi paupérrimo ritmo de actualización al pasarte todo el día en casa. De hecho, este fin de semana que te ausentas pienso escribir diariamente sólo para demostrar mi manipuladora teoría.
O quizá no.

@SolteraB: seguro que el piercing, el depilado y los taconazos te sientan divínamente y pareces una diosa del olimpo. Pero seguro que con la cara recién lavada, en zapatillas y... bueno... lo de estar suave mola, vale. Bueno, que lo que quería decir es que si te sientes sexy, estarás sexy.
Y yo también estoy pensando en tatuarme. Soy así de incongruente conmigo mismo :D

Asbeel dijo...

@SolteraB onemoretime: con lo de la cara recién lavada me refería a sin maquillaje, que lo he asociado a ornamentos por encima del cuello, como los piercings. No pretendía decir que vayas por ahí con la cara sin lavar, iba más al look "recién levantada" que tanto triunfa entre los hombres (yo) :P

olatz dijo...

pero q es esto??? 2 entradas y yo sin enterarme? buah, donde vamos a llegar.

para variar voy a ponerte un comentario q entiendas: estoy de acuerdo en todo o practicamente, a mi gh y estas paparruchas me entretienen, q se le va a hacer.

Especial mencion a el no depilado que tanto defiendo, si es q somos como borregos, yo pa estar con un depilado creo q prefiero estar con una chica.

bueno
voy a leer el sg.

Nicoletto dijo...

Participamos en la misma religión

ruth dijo...

@Olatz: "para estar con un depilado prefiero estar con una chica" XD me ha hecho mucha gracia, pero creo q me quedo con los depilados. No pelos, gracias

@Asbeel: y tienes la desfachatez de ponerlo aqui?? XD q no! q ya no me paso tanto tiempo en vuestra casa!! y anda q no te gusta q este, eh! jajja
y dnd esta tu actu diaria? q yo sepa dsd el viernes solo hay una. Y estamos a lunes. echad cuentas, no digo mas.